La homeopatía en boca de todos

HOMEOPATÍA

Estos últimos días se ha hecho eco de una lamentable tragedia, un niño de 7 años italiano falleció debido a una otitis tratada únicamente con homeopatía. Al parecer el niño había sido tratado en más ocasiones por su médico homeópata de sus otitis con éxito, debido probablemente a episodios leves de tipo vírico.

La última de origen bacteriano, no fue adecuadamente diagnosticada por el médico homeópata y los padres finalmente tardaron en reaccionar llevando a su hijo de forma tardía a urgencias, donde desgraciadamente a pesar de los intentos, ya no pudieron rescatar la vida del niño.

Los medios centran el origen del debate en la cuestión homeopática , si bien es muy probable que las investigaciones apunten a una “negligencia médica”, el médico fuere o no  homeópata tiene como deber diagnosticar y prescribir el tratamiento médico que más se ajuste a las necesidades de curación del paciente.

Sin lugar a dudas el uso de antibióticos en casos de infecciones bacterianas está dentro de todos los protocolos de actuación médica y ningún médico debería eludir u omitir las opciones existentes frente a la complementariedad que pudieran ofrecer medicinas como la homeopatía, la acupuntura o la fitoterapia.

La comunidad de médicos homeópatas ha reaccionado de inmediato acerca de este caso declarando que “la homeopatía es una herramienta más al servicio de los profesionales sanitarios que no sustituye a otros tratamientos farmacológicos cuando éstos sean necesarios”.

La homeopatía es una medicina totalmente compatible con los tratamientos convencionales y totalmente adaptable a los Códigos Deontológicos de los médicos, lo que no cabe pensar es que el médico homeópata o el paciente “pro-homeopático” solo usan homeopatía cuando están enfermos, en general son personas racionales y consecuentes con el problema y la solución más adecuada al caso , nunca cerrados al uso de cualquier otra opción farmacológica que garantice la recuperación de su salud o la de sus pacientes.

A partir de aquí se seguirá metiendo más leña al fuego con la cuestión homeopática, pero no se debe olvidar que el sistema en su totalidad no es perfecto , las neglicencias médicas y las iatrogenias forman parte de la realidad y configuran tristes estadísticas, debemos tener conciencia de ello y esperar que las partes implicadas en nuestra salud tengan una visión más integral del problema para minimizarlo con actuaciones los más profesionales posibles.

Más información:

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s